Los expertos recomiendan ser un borracho.

A media mañana, una cañita al día de cerveza nos ayudará a no perder masa osea gracias a los flavonoides que contiene y no debemos olvidarnos de que además también tiene polifenoles (como el vino)… no hay nada más saludable que una cañita… porque la cerveza contiene multitud de vitaminas y elementos químicos de esos que el organismo necesita para vivir.

A la hora de comer no hay nada mejor para la circulación (la de la sangre) y para el corazón de una copita (o dos) de vino comiendo, según dicen y demuestran los expertos, esto es gracias a los polifenoles que contiene el vino, unos antioxidantes que nos ayudan a prevenir detalles desagradables como el colesterol y diversas patologías del sistema circulatorio… e incluso dicen que ayuda a prevenir tumores y otras desgracias de la vida.

No nos vayamos con el estómago lleno al sofá, nada mejor que un buen digestivo, un buen licor de hierbas nos ayudará a pasar la digestión con más amores y menos penas.

A media tarde el Gintonic nos ayudará a mantener nuestra salud inmaculada, de hecho la ginebra se creó como un remedio contra problemas renales y la tónica (que contiene quinina) como un remedio contra la Malaria… nada mejor que un Gintonic para garantizar nuestra salud.

A la hora de la cena, repetimos con los polifenoles del vino… hay que mantener el corazón funcionando y así nos cargamos de antioxidantes.

Tras la cena, medio vasito de whisky al día tampoco hace nada malo al organismo y nos hará durar más años, de hecho, según estudios médicos, los bebedores habituales de whisky, que padecian de cirrosis, estaban más sanos que sus conciudadanos… si no fuera por ese pequeño detalle del cuerpo humano, de que sin hígado no se puede vivir.

Tras ese último medio whisky, deberemos de optar por un chupito de tequila, lo que nos ayudará a mantener nuestros intestinos en perfecto funcionamiento (Gracias a las propiedades del Agave)… dependiendo del aporte vitamínico que necesitemos podemos optar por acompañarlo de una cerveza.

Toda esta ingesta de alcohol diario: 2 cervezas, 2-3 copas de vino, 1 gintonic, media copa de whisky, un chupito de tequila y un chupito de licor de hierbas a buen seguro que nos harán tener un placentero y reparador sueño… otro beneficio más de ser un poco borracho.

No vale automedicarse e ingerir en un día (o una noche) lo de toda una semana…

Si necesitabais excusas para beber ya las tenéis… yo bebo vino (y otras cosas) porque me gusta.

La moderación es la clave y esto tiene un poco de chiste…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s