Solabal Reserva 2007… ¿Qué hacemos con el vino viejo?.

Dice la leyenda, que la palabra “reserva” la acuñaron los franceses en aquel siglo de la filoxera (la plaga que destruyó buena parte del viñedo europeo, empezando por el francés), cuando venían a comprar el vino a España y al probarlo decian: “Este vino me lo reservas para el año que viene”.

Botella de Solabal Reserva.

Botella de Solabal Reserva.

Esta “leyenda”, explica la utilización del término “reserva” para aquellos vinos que han permanecido mucho tiempo en barricas de roble en nuestro país y el porque de que seamos el único que utiliza la crianza en barricas de roble para clasificar sus vinos (roble, crianza o reserva) sin contar que cada denominación de origen tiene sus propias reglamentaciones y opinión “al respecto” de lo que debe de ser un crianza o un reserva.

Reserva de Rioja... controvertida palabra.

Reserva de Rioja… controvertida palabra.

Hace no mucho tiempo, todos hemos escuchado la frase hecha: “El vino contra más viejo mejor”. Esa misma concepción del vino que tenía el consumidor es la que llevó a las bodegas a desperdiciar millones de litros de vino y a estropear cientos de barricas de roble inutilmente para la elaboración de malos reservas para poder repartirse el pastel del “vino viejo, vino caro” luciendo la palabra “reserva” en sus contraetiquetas.

Detalle del corcho de Solabal Reserva.

Detalle del corcho de Solabal Reserva.

Esta fue la moda de “vinos que saben a chupar un palo” y la “en parte” responsable de que ahora los consumidores demanden las nuevas cosechas incluso antes de que se hayan vendimiado teniendo una atroz desconfianza a cualquier vino que refleje un mínimo de edad.

Solabal Reserva reposa en la copa.

Solabal Reserva reposa en la copa.

Ante esto ahora vemos surgir como setas los famosos “tintos robles” o “semicrianzas” o “madurados en bodega” de los que creemos que el consumidor acabará hasta el moño porque principalmente están muy sobre valorados en su mayoría (de precio decimos)… Ante esto las bodegas que nos siguen ofreciendo un reserva optan por dos caminos: O bien elaboran un reserva clásico (que un buen reserva de La Rioja es para caerse de culo y aplaudir con las orejas) o intentan reconducir el término “reserva” hacia un tipo de vino más moderno.

En popthewine somos incapaces de beber sin manchar.

En popthewine somos incapaces de beber sin manchar.

Solabal Reserva, en nuestra humilde opinión y más extensa de nuestras ignorancias (que son muchas), opta por la segunda opción y aquellos que adquieran una botella de este reserva se encontrarán con un vino que guarda semejanzas con sus antecesores pero que es algo completamente distinto.

Un vivo color, demasiado para un Rioja Reserva, pero que todavía tiene esos tonos tejas.

Un vivo color, demasiado para un Rioja Reserva, pero que todavía tiene esos tonos tejas.

Y es al servirlo en la copa cuando nos damos cuenta de que estamos ante un vino que no es lo que cabría esperar de un reserva de La Rioja. Profundo y vivo color rojo granate, brillante, de intenso color, opaco, los tonos tejas (que cabrían esperar de mayor protagonismo) solo están presentes marginados en el borde, pegados contra el cristal.

Agradece muchísimo la oxigenación... todos los vinos, pero este más.

Agradece muchísimo la oxigenación… todos los vinos, pero este más.

En aromas sorprende la perfecta integración de una larga crianza en barrica con la fruta propia de la uva, la madera ni nos agobia el olfato ni es omnipresente, sutilmente esos olores tostados de la madera se entrelazan junto a un vino muy maduro dando como resultado una complejidad hipnótica que nos engatusa para mantener nuestras narices hundidas en la copa.

Detalle del vino...

Detalle del vino…

Pero es al beberlo cuando entendemos el famoso dicho (pasado de moda) “El vino, contra más viejo mejor” al que deberíamos añadir la coletilla “Pero solo el vino bueno”… muy suave… fino y delicado, muy seco, de trago fácil que pasa ligero por el paladar pero perdura en boca… equilibrado y redondo… olvidad esos vinos rasposos… Solabal Reserva es otra cosa… os acariciará la garganta como una madre con guantes de terciopelo… franco (que sabe igual que huele)… la uva doma a la madera, la madera domestica a la uva.

¡No dejéis de moverlo!

¡No dejéis de moverlo!

Pero no es solo eso. Conforme pasa el tiempo el vino va cambiando, se abre en la copa, nos muestra un carácter diferente a cada rato pero siguiendo el hilo de la misma personalidad… apagado al principio y lleno de vida al final (lástima… cuando ya solo nos quedaba una copa).

¡Ops!

¡Ops!

En definitiva… no le tengáis miedo a la palabra reserva aunque si mucho respeto, no le tengáis reparos al vino viejo que os perderéis grandes vinos si no les dais los mimos que necesitan tras una larga siesta (como por ejemplo dejarlo airear un rato al descorcharlo)… pero cuidado… todavía quedan esos reservas infumables que sobre todo florecen en épocas navideñas en ofertas de 2×1 de los supermercados, lotes y regalos de empresa.

¿Hemos hablado bien de este vino?… ¡Claro, si no nos gustase no lo venderíamos!: http://shop.popthewine.com/solabal-reserva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s