7 cosas que deberías saber sobre el champán que, tal vez, nadie te había dicho.

Francotirador_con_cava

Vamos a aclarar ciertos detalles sobre los vinos espumosos que esperemos que les ayuden a la hora de hacer sus compras de vinos espumosos (Hemos puesto champán en el título pero podríamos haber puesto cava, vinos espumosos, cremants,etc…) .

1.- Los vinos espumosos se mueren en la botella.

A diferencia de los vinos tintos (y tentado estaba de poner “algunos”), por ejemplo, los vinos espumosos no ganan nada permaneciendo tiempo en la botella. Si que es cierto que necesitan un tiempo tras su salida al mercado para asentarse dentro del vidrio, pero tras ese periodo de tiempo es recomendable que se beban en el menor tiempo posible.

Cada vino tiene sus peculiaridades y puede que unos aguanten más que otros, no obstante, no recomendamos guardar más de 6 meses los i más jóvenes siendo los vinos con mayor crianza más longevos pudiendo ser guardados hasta más de un año.

¿Como se cuando salio al mercado un cava o un champán?: Cada vez son más los elaboradores que, incluyen la fecha de degüelle  en el etiquetado (el degüelle es el último paso en la elaboración en el que se prepara el vino para salir al mercado). Esto se debe a la preocupación de los bodegeros  porque se consuman sus productos en óptimas condiciones sin sus propiedades mermadas dervidas de malas prácticas comerciales en los canales de distribución. De esta manera el consumidor puede saber la fecha en la que la botella que adquiere salió al mercado.

2.- Los vinos espumosos no se guardan tumbados, o si, o no, o que se yo.

No todos, solo los de corcho natural (los otros guárdalos como quieras). Tras varias pruebas, comparaciones y litros de cava bebido (debido a que existe cierta polémica sobre este detalle, que era por trabajo y no por vicio), hemos visto, más o menos, que aquellos vinos espumosos que han sido guardados en posición horizontal  han sufrido un mayor deterioro que aquellos guardados en vertical.

Las peculiaridades del vino espumoso (no del gasificado que suelen comercializarse con otro tipo de corchos y botellas) hace que ciertos vinos puedan perder propiedades al contacto con el corcho. Además el tapón de los vinos espumosos tiene más diámetro que el “tradicional”  y en consecuencia es capaz de aislar el vino de una forma más eficaz. A los preocupados por la humedad del corcho (detalle importante para la conservación de otros vinos), les diremos que el carbónico del vino mantiene húmedo el corcho cuando la botella está de pie.

No obstante esto es un debate constante y es bueno preguntar al elaborador sobre como hay que guardar su vino puesto que es el que mejor lo conoce. Más que nada, nos parece que la resolución a este debate es individual para cada vino (y sobre todo por las diferencias de corchos y botellas que se pueden encontrar en el mercado)… recordemos que el envase de estos vinos, generalmente, no está diseñado para que se conserven.

Recordemos el punto 1: ¡No me guarden el vino espumoso que se muere en la botella!.

3.- Si el culo del tapón no se expande al descorchar, desconfía.

Que el culo del corcho no se expanda es mala señal y posiblemente el vino que se encuentra dentro de la botella estará en malas condiciones o por lo menos no en su mejor momento. Esto suele pasar cuando hemos guardado demasiado tiempo un vino o la conservación a sido deficiente. Insistimos en el detalle: No quiere decir que el vino no esté apto para su consumo, pero seguramente el vino conoció tiempos mejores.

corcho bueno, corcho malo

Recordemos el punto 1: ¡No me guarden el vino espumoso que se muere en la botella!.

4.- Si no hace ¡pum! mucho mejor.

La forma de abrir la botella marcará como se comportará el vino en la copa. Resulta que pasa como cualquier otra bebida espumosa: si la mareamos el gas se marchará.

Si al abrirla mantenemos la botella a 45º de inclinación (más o menos, no me descorchen vinos con escuadra y cartabon que queda muy esnob) conseguiremos que más superficie de cava en contacto con el aire que el simple ancho del cuello de la botella al abrirla verticalmente (para cervezas y otros vinos espumosos también sirven), esto permitirá que el gas que escapa del líquido tenga mayor superficie por el que salir y no remueva el vino provocando una estampida de champán hacia el vestido de la suegra. Ayuda mucho quitar el corcho suavemente sin que haga ¡pum!, esto permite igualar poco a poco  las presiones, dentro y fuera de la botella, sin que se nos revolucione el carbónico…  el descorche debe sonar como un suspiro.

Esto nos permitirá tener una burbuja más fina y sobre todo más duradera una vez en la copa. Estos trucos sirven para cualquier bebida que contenga gas carbónico ya sea de forma natural o porque se ha gasificado.

5.- La crianza de vinos espumosos no tiene nada que ver con la crianza de vinos tintos.

Si señores, dejen de decir que se le nota la madera al cava gran reserva. La crianza de los cavas, champanes y todos los vinos elaborados por el método tradicional (champeonoise) o Charmant, no se realiza en barricas de roble. Los primeros se realizan en botella y los segundos en depósito de acero inoxidable (que además es donde se produce esa segunda fermentación del vino generándose las burbujas).

Aunque es cierto que existen en el mercado vinos espumosos a los que se les da, a una parte del vino, una pequeña crianza en barricas de roble antes de meterlos en la botella para generar la segunda fermentación y posterior crianza del vino espumoso.

Si, es cierto, pero se cuentan con los dedos de una mano (no me comenten este post para decirme que necesito más de 5 dedos que ya lo se).

6.- Los cavas son todos “Vintage”.

Es decir, una de las diferencias entre cava y champán es que los primeros se suelen elaborar de mosto procedente del mismo año mientras que los segundos suelen ser de varias añadas. Esto no es ni peor ni mejor, simplemente son diferentes métodos marcados por las características climatológicas de diferentes regiones… cuando una cosecha es excepcional, es entonces cuando se recurre al término “vintage” para comunicar que es vino de una sola añada… o millesime que significa lo mismo pero estando el champán tres años criandose (como un cava Gran Reserva) y se considera que se elabora con lo mejor del mejor año.

Con fines comerciales, ciertas marcas de cava utilizan los apelativos “vintage” o “millesime”. Desde www.popthewine.com deseamos felicitarles por hacer tan buenos cavas, pero también deseamos darles un pequeño tirón de orejas por ser tan esnobs y utilizar obviedades dichas en otros idiomas para vender más botellas… es como publicitar naranjas poniendo una pegatina en cada una que ponga (Vitamin C).

7.- Se dice champán no champagne.

Efectivamente, el término para definir a los vinos espumosos de la región francesa de Champagne, en Castellano, es champán. No lo digo yo, lo dice la RAE (Real Academia Española).

8.- Habíamos dicho 7, pero una más de regalo.

Para comprar vinos espumosos con todas las garantías de conservación y procedentes del último degüelle de la bodega, lo mejor es comprar en nuestra tienda online: http://shop.popthewine.com.

2 Respuestas a “7 cosas que deberías saber sobre el champán que, tal vez, nadie te había dicho.

  1. Pingback: Dalí, ¿el artista?, no, el cava. | El blog de popthewine.com·

  2. Pingback: El espumante también es de invierno | Idealex | Mercado legal y tendencias·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s