Beber vino malo no es desperdiciar ni tiempo ni dinero.

Vino malo, vino buenoNo se tomen al pie de la letra la afirmación del título. Me refiero a que descorchar una botella, que hemos comprado en la tienda, y que no nos ha salido “a nuestro gusto” no es ningún drama. No tenemos ni que llorar ni echarnos las manos a la cabeza… le pasa a todo el mundo constantemente… a mi por ejemplo, me pasa con la mermelada, no tengo ni idea de mermeladas, y cada vez que compro alguna, convierto mis desayunos en toda una aventura, en ocasiones, con desagradables resultados.

Pero bueno, el título se refiere al dicho popular que reza: “Lo que no mata engorda” o al que dice “Lo que no te mata te hace más fuerte”. Esta sabiduría popular hay que mezclarla con un poco de filosofía de los opuestos… ¿Si no existiese el bien existiría el mal?, o por lo menos si no supiésemos de que va “lo malo”… ¿sabríamos de que va lo bueno y viceversa?.

Pues eso, si habéis sobrevivido al primer sorbo de ese vino elaborado con las peores uvas del infierno que venía de regalo en el lote navideño de la empresa (si todavía se lo dan a alguien), no os preocupéis, os habéis hecho más fuertes… y mas sabios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s