El vino no se vende porque a nadie le gusta.

tiempo

Bueno, bueno, bueno… ¿Acaso nadie va a salir en defensa de las ilustres esnobadas que rondan el sector?… ¿acaso tengo que ser yo el que lo haga?.

¿Qué sería del vino sin sus fastuosos aromas a praderas recién regadas por una suave llovizna de primavera mientras unos almendros en flor se mecen al soplido de una ligera brisa?…

El discurso de que en este país no se bebe vino porque sus consumidores habituales son unos esnobs tiene ya mucho tiempo, de hecho llevamos culpando mucho tiempo a los esnobs (y a los que viven de ellos) de que la gente le coge “tirria” al vino. Pero el consumo de vino lejos de aumentar disminuye.

El vino siempre ha sido, en nuestro país, una bebida de consumo masivo (porque de hacer cerveza no tenemos ni idea, a grandes rasgos me refiero, y si no comparen las cervezas de gran tirada de España con la del resto de países en los que su tradición suda cerveza)…

¿Qué ha cambiado para que la gente no beba vino?. (Ahórrense decirme que en tal pueblo hay un tipo que hace una cerveza artesanal maravillosa a 4 euros el tercio).

No ha sido el esnobismo, el esnobismo ha llegado después de que cambiase nuestra forma de vida, una forma de vida que es incompatible con el consumo de vino, pero que se adapta muy bien a la coca cola y a la pepsi, y en definitiva al ritmo que ahora llevamos todos los españoles (o casi todos).

El vino te pide comida para beberlo o por lo menos tiempo… ¿Cuantos de los aquí presentes disponen de dos horas para cocinar o salsear tranquilamente disfrutando de una copa de vino?… ¡A diario!.

El vino se ha convertido en un artículo de lujo porque el vino es una bebida que necesita tiempo y el tiempo hoy en día es un lujo y por eso reúne a tanto esnob a su alrededor…

Porque el lujo no es el beberte una botella de 60 euros que huele a margaritas recién cagadas por una vaca lechera. El lujo es tener tiempo para beberte ese vino con quien tu quieras aunque sea el peor vino del mundo y te haya costado el euro de la botella.

Pero claro, ser esnob quiere decir revolotear alrededor del lujo mal comprendido como moscas sobre mierda.

Porque decidme… cuando descorcháis una botella de vino, ¿disfrutáis más del momento al que ese vino acompaña o de beber vino?.

Darle tiempo (y dinero, que no hace falta mucho porque el vino bueno no vale miles de euros) a los españoles y veréis como se ponen tibios de vino aunque no tengan ni puta idea de que si el rosado huele a fresa o el crianza a vainilla.

2 Respuestas a “El vino no se vende porque a nadie le gusta.

  1. Yo creo que si que tiene que ver el esnobismo con el bajo consumo de vino, hay que reconocer que mucha gente se asusta cuando se le apabulla con toneladas de conocimientos que no entiende.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s