Loess Verdejo 2013, no sean locos, no nos compren este vino.

Botella de Loess Verdejo

La original botella de Loess Verdejo.

Estamos realmente indignados, esperábamos la nueva añada de Loess Verdejo con auténtica devoción y  al descorcharla  encontramos con un líquido que debería de estar prohibida su comercialización… ¡Para hacer esta cata hemos necesitado 2 botellas!… ¡Lo nunca visto!… ya que inexplicablemente el contenido de las botellas era insuficiente.

Detalle del corcho de Loess Verdejo.

Detalle del corcho de Loess Verdejo.

¡Y es que no puede ser!, la única explicación pausible es que el vino se evapora, sin piedad, sin avisar, es inconcebible que no te avisen en la botella de que al descorcharlo el líquido elemento va a durar tan solo un puñado de minutos en su interior… ¡Que vergüenza!.

El color del vino Loess Verdejo.

El color del vino Loess Verdejo.

Amarillo pajizo, con reflejos acerados y verdosos, con un ligero punto de carbónico, más que ligero, casi imperceptible que desaparece en segundos y que es vivo testimonio de la juventud y frescura de este vino de la Denominación de Origen Rueda…¡Que precioso color!, debería de estar prohibido… ¿como no se va a sentir tentado por esas suaves tonalidades limpias y brillantes?… ¡Más de uno, con la sola visualización de una copa, caerá en las garras de la lujuria y perversión que conllevan la cultura del vino!.

Loess Verdejo en movimiento.

Preciosas tonalidades amarillas al moverlo en la copa.

Sus aromas engatusan, delicados recuerdos a frutas blancas y tropicales, cítricos muy sutiles y armoniosos, fresco y varietal, ligeramente golosos al fondo pero sin resultar dulce, no es un vino dulce… ¡Que vergüenza!, es un vino que tras olerlo es imposible no beberlo, esto también debería de estar indicado en la etiqueta, para aquellos a los que solo les gusta oler los vinos quedasen avisados de que irremediablemente se verían forzados a beberlo.

Detalle de la lágrima de Loess Verdejo.

Detalle de la lágrima de Loess Verdejo.

Al beberlo resulta refrescante y delicado, sedoso,aterciopelado a lo largo de todo su paso por el paladar, los recuerdos a frutas blancas y tropicales vuelven a lo largo de todo el trago acompañadas de una equilibrada acidez en forma de sutiles evocaciones a cítricos, la cual, se queda en la boca y no pasa al estómago confiriéndole un carácter fresco sencillamente delicioso con un seco y duradero final… ¡Increible!, como se puede permitir que se vendan estos vinos imposibles de dejar una botella a medias… ¡Se la beberá sin darse cuenta!.

Detalle de la cápsula de Loess Verdejo.

Detalle de la cápsula de Loess Verdejo.

Ni se les ocurra acompañar este vino de pescados o mariscos, engordaran seguro (y comiendo pescado es complicado), este vino le va demasiado bien, es más, tampoco lo ofrezcan a sus invitados a la paella del domingo, tendrán que hacer más paella y comprar mucho más vino para el siguiente fin de semana, una ruina… por no hablar de descorcharlo como aperitivo, el aperitivo durará apenas unos segundos, como ya hemos hablado, lo que dura el vino.

Así pues no nos compren este vino en nuestra vinoteca online: http://shop.popthewine.com/loess-blanco-verdejo, no sean locos, está demasiado bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s