Sorpresas en su factura.

VINO_BUENO_O_MALOEl otro día fui testigo de una mala costumbre en la carta de un restaurante que creía extingida. Se trata de poner a la vista del público los precios sin I.V.A. (Impuesto sobre el Valor Añadido u Agregado, ¿Todavía hay gente que no conoce esas siglas) incluyendo de forma visible, al pie de cada página de dicha carta la sentencia: “+ 10% de I.V.A.”.

Si señores, a las bebidas servidas por copas se les graba con un 10% de I.V.A. siempre y cuando la botella sea servida por copas o en la mesa y se cuente con una licencia comercial que les permita vender alcohol, mientras que si compran la botella en una vinoteca (o cualquier otra tienda), entonces, la botella se graba con un 21% de I.V.A.

Pero volvamos al asunto: ¿Tanto cuesta poner los precios con el I.V.A. ya incluido?, sepan ustedes que se pueden negar a pagar el incremento del I.V.A. sobre el precio de los productos marcados en la carta y que la ley les ampara. Todos los comerciantes y hosteleros estamos obligados a mostrar el precio final del producto con todos los impuestos incluidos, aunque pongamos la coletilla “+ I.V.A.” en letras enormes y bien visibles, incluso más grande que el precio, el cliente nos puede obligar a pagar solo el precio marcado en la carta y obligar al comerciante a soportar el I.V.A. aunque no lo haya cobrado.

Es verdad que hay negocios que venden a todo el mundo y marcan sus precios sin I.V.A., incluso mandan catálogos a las casas y negocios con ofertas y demás listados de precios sin el I.V.A. grabado, excusándose con el subterfugio de que están dedicados a “profesionales” y que los artículos van dedicados a su actividad profesional, pero esto ya son peculiaridades que buscan tratar de atraer clientela con unos “aparentes” precios bajos que luego no son tales o no tan “buenos” como parecían en un principio (hemos tenido varios clientes que nos han dicho que en tal sitio, tal vino estaba un euro más barato y luego resulta que en realidad estaba dos euros más caro).

Además, cualquier comercio o negocio, si compra en el para su actividad laboral o comercial incluso si hace una comida de negocios, estará encantado de facilitarle el tiquet (lo cual es obligatorio) o la factura, en ambos, reflejados los impuestos pagados (los tres tipos de I.V.A. del 21%, del 10% o del 4% dependiendo del tipo de producto o servicio adquirido) para que usted a la hora de realizar las declaraciones de I.V.A. de su negocio pueda descontarlo.

Lea siempre la letra pequeña y tenga en cuenta estos pequeños detalles que le pueden dar sorpresas en sus facturas del 21, del 10 o del 4% de incremento.

En Vinoteca ¡Pop! The Wine siempre que tratamos con bodegas, ya sabemos que los precios que nos pasan son siempre sin I.V.A. incluido (el 21% sobre el vino), pero esto lo sabemos ambos porque se trata de una clara relación comercial y somos conscientes de que en la factura de la bodega siempre vendrá grabada con el 21% de I.V.A.. No obstante siempre que ponemos a la venta dichos productos el cliente encontrará en nuestra web el precio final con el 21% del I.V.A. ya incluido y que podrá ver desglosado en la factura, para que no haya sorpresas y cumplir con la legislación vigente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s