Vinos para el salmón a la plancha.

Salmón a la plancha.

Un plato ideal, el salmón es uno de nuestros pescados favoritos, pero no en “frío” que es ahora como más se suele ver, sino cocinado a la plancha, al desnudo, con un pellizco de sal en escamas, una verdadera delicia (aunque luego le añadamos varias guarniciones), vamos a recomendar unos cuantos vinos que le ayudarán a adornar este plato y explicaremos el porque, tenga en cuenta que esto tan solo son recomendaciones y que podremos armonizar este plato con cualquier vino con el que deseemos “experimentar”, más que nada porque yo para el salmón tengo una debilidad… ¡Las burbujas!.

Feitizo da Noite Brut.

La primera recomendación que quiero hacerles para este mes de Julio es un albariño, pero no es un albariño cualquiera, sino que estamos hablando de Feitizo da Noite (El Embrujo de la Noche) Brut, vino espumoso elaborado por el método tradicional (como cualquier cava o champán)… un vino ideal para acompañar las cenas “más formales” no solo junto al maridaje natural de esta variedad de uva con mariscos cocidos ya que disfrutando de la frescura del albariño apoyada por la cremosidad de la segunda fermentación en botella le confieren un carácter único para acompañar pescados más magros y grasos como pueden ser un delicioso salmón o un taco de atún a la plancha.

Colomer Dalí

Pero no solo recurramos a los blancos gallegos, en cuanto a burbujas, buscaremos largas crianzas en botella para encontrar así los espumosos más cremosos  y con el carbónico mejor integrado en el vino, así pues los cavas son una buenísima elección para acompañar este tipo de platos, eso si, trataremos que sean lo más seco posible para que el dulzor no nos apague el sabor del “naranja” pescado… como por ejemplo el cava Prestigí Dali Gran Reserva Brut Nature.

Trumpeter Rose Malbec.

Pero no creamos que desterramos las burbujas más golosas de combinar con el salmón, un rosado, más golosón, nos hará las delicias si utilizamos, para escoltar el plato, algunas salsas cremosas, sobre todas las amargas, si a la vez añadimos algo de “limón” o unas verduras salteadas o cocidas… incluso si lo alineamos con un poquito de aceite de oliva en crudo… una buena opción sería un “brut“, como el Trumpeter Rosé de Málbec.

Por lo demás no olviden que maridar un plato siempre es muy relativo y no solo influye el alimento, sino que también debemos de tener en cuenta horarios, climatología y lo más importante: La compañía.

Prueben ustedes mismos y arriesguen porque cuando el vino es bueno y la comida es buena, no importa que no peguen ni con cola, se termina el plato y se vacía la botella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s