El vino bueno NO es el que te gusta.

vino

“El vino bueno es el que te gusta”, pues no,  claro está, parece lógico… ¿no?, esta es una sentencia que es aceptada por más o menos todo el mundo. Si bien, muchas veces, existe también otra sentencia que se refiere a cuando vemos un vino que supera cierta barrera de precio marcada por cada uno donde quiera ponerla que reza: “yo no tengo paladar para este tipo de vinos”.

El vino, como todo, es una cuestión de gustos, por supuesto.

No es tener más o menos paladar o saber que vino te gusta, es una cuestión de bagaje… las únicas personas cuya opinión en cuanto al vino respeto, es la de aquellos que pintan canas y se han bebido todos los vinos del mundo o han dedicado años a intentarlo (siempre y cuando no tengan un interés económico en una u otra marca, claro está), jamás la del hombre que siempre ha bebido el vino de su pueblo y le parece que todos los que vengan de más de a 30 kilómetros no son buenos (vamos, un criterio maravilloso). Decir que el vino bueno es el que nos gusta no es menos malo que decir que la mejor tortilla de patatas es la que hace tu madre o la mejor paella la de tu padre cuando jamás has probado ni otra tortilla ni otra paella que no sean las de tu casa o incluso defender que el vino de tu pueblo es el mejor cuando solo has probado susodicho y el del pueblo de al lado (con los que por cierto no te llevas demasiado bien). Digamos que el vino con el que nos conformamos es el vino que nos gusta, lo cual es radicalmente diferente.

No podemos sentenciar desde la ignorancia, es una locura, nos falta humildad tanto a comerciantes como a clientes.

¿Cuanta gente sentencia que el champán es mejor que el cava y solo han bebido las 3 marcas de champán o de cava que se encuentran en todos los supermercados?… ¿Cuanta gente defiende también lo contrario porque una vez probaron un cava fantástico que les gustó más que las marcas más comerciales de champán de cualquier superficie?… un dictamen de tal envergadura tan solo podría reclamarlo una persona que lleve años bebiendose todos los cavas y todos los champanes año tras año… y generalmente estas personas, de avanzada edad (se necesita mucho tiempo para beberse todos los vinos del mundo) jamás se atreverían a decir semejante barbaridad comparando estos dos vinos espumosos.

Ignorar algo no es ser estúpido, ser estúpido es cuando a pesar de ignorar algo se sentencia desde dicha ignorancia en vez de preguntar.

No hay vergüenza en no saber, debemos perder nuestros reparos en preguntar, preguntemos, nadie nace sabiendo pero todos nacemos con ganas de saber, ser un ignorante sobre un tema no quiere decir que se es tonto, no es motivo de vergüenza, entiendo esa naturaleza del ser humano sobre “tratar de quedar bien” pero peor se queda tratando de aparentar “sabiduría falsa”… lo digo porque yo cuando empecé a beber vinos era lo más esnob que ha parido mujer sobre la faz de la tierra, he dicho barbaridades que ahora escucho en boca de otros y las dije hasta que encontré quien sabía más que yo y siempre sabrá porque me llevan y me llevarán años de ventaja descorchando botellas que me demostró que en realidad yo no sabía nada y sobre todo, descubres, que contra más vinos pruebas, menos sabrás de vinos.

Todo el mundo tiene paladar para todos los vinos, no existen las personas incapaces de saborear un vino caro.

Esto pasa mucho, vivimos en una sociedad marquista, y no digo que las marcas sean malas, todo lo contrario, pero si debemos de tener en cuenta que influyen en el precio “yo no tengo paladar para estos vinos” o “yo no se apreciar este tipo de vinos” son excusas que vienen a decir “yo no me gasto tanto en una botella de vino”, lo cual es algo completamente digno y coherente, no tengo nada en contra de ello, pero tengamos en cuenta que no existen vinos de 6 euros que sean como los de 15 o de 15 que sean como los de 30… lo que existe son vinos de 30 que son como los de 15 o de 15 que son como los de 6.

Gastarse dinero en una botella de vino caro justificando su especial elaboración no garantiza que te vaya a gustar más, sino que todo lo contrario.

Cuando el precio de un vino está justificado por su especial elaboración (recordemos el enlace: Yo jamás pagaría más de 6 euros por una botella de vino) es normal que guste a menos personas, porque su especial elaboración hace que el abanico de gustos se reduzca, pero eso si, como sea la elaboración que a ti te encaja, a buen recaudo gastarás dinero en ese vino.

No teman preguntar, no teman debatir, a todos nos gusta lo bueno y todos nos lo merecemos.

2 Respuestas a “El vino bueno NO es el que te gusta.

  1. Yo siempre digo en mis catas que el mejor vino es el que mas te gusta, por una razón muy secilla; cuando das con un vino con el que disfrutas, ese en ese mismo momento se convierte en unico e irrepetible, independientemente des coste, ya sea regalado ó te hayas gastado 7 u 800 €,,. hay una evolución igual que en la literatura, nadie empieza a leer con 100 años de soledad, todos empezamos con el abcedario y despues obras ligeras, así si alguien se empeña en leer el abcedario durante 50 años directamente paso de él, no creo que nadie beba el mismo vino durante 50 años, el mejor vino es el que ati te guste en cada momento, es curioso que de una cata que hice hace unos años de los 5 vinos Españoles con 100 pts Parker a los 12 participantes les gustó más el vino que yo llevé sin D.O.

    • Hay que beber el vino que a cada uno le gusta, independientemente que sea bueno o malo… nosotros hacemos muchas “catas a ciegas” y siempre demuestran que cuando quitas “etiquetas” los gustos cambian, la mayoría de las veces..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s