Cerrogallina Bobal 2012, el nombre de un viñedo.

Cerrogallina es el nombre de un viñedo situado en el municipio de Campo Arcís, en Requena (Valencia). Viñedos de una media de edad de 80 años, de la variedad de uva Bobal, cultivados en vaso y sometidos a un procedimiento para obtener una producción de apenas 1 o 2 kilos por cepa. El pago se extienden a lo largo de 7,5 hectareas y da nombre a este vino del que hablamos en estas lineas: Cerrogallina Bobal, en su añada del 2012.

La botella de Cerrogallina Bobal 2012

La botella de Cerrogallina Bobal 2012

Acogido a la D.O. Utiel Requena, este vino pasa por una crianza de 18 meses en barricas de roble francés, y esperamos encontrarnos un vino de vivos colores, lleno de fruta con muchísimos matices tostados, no solo gracias a su año y medio de crianza en roble, sino también debido a su elaboración con la variedad de uva Bobal, autóctona de la zona y de gordo grano cuyo tamaño refleja el origen de su nombre: “Boval” (Buey en Valenciano por su gran tamaño) que ofrece vinos muy afrutados.

Detalle de la cápsula de Cerrogallina Bobal.

Detalle de la cápsula de Cerrogallina Bobal.

Es un vino, que desde el principio, nos agradecerá que le dejemos un tiempo para respirar, también no debemos tener ningún problema si se nos olvidan un lustro, perdidas en el trastero, unas cuantas botellas (por lo menos en esta añada) y las reencontramos para descubrir como ha ido evolucionando.

Detalle del color del vino Cerrogallina Bobal.

Detalle del color del vino Cerrogallina Bobal.

Es un vino muy oscuro y de vivo color rojo cereza picota, con un ribete amoratado y rosáceo conforme el vino pierde profundidad al inclinar la copa obligándolo a ir hasta el borde de la copa. Su lágrima es espesa y cae lentamente por las paredes de vidrio tintando el cristal.

Abanico de color de Cerrogallina Bobal.

Abanico de color de Cerrogallina Bobal.

Infinidad de recuerdos al hundir la nariz en la copa para buscar su aromas. Un primer impacto de frutos negros y rojos en compota (Fresa, ciruela, frambuesa, cereza, mora) para pasar directamente a los tostados, un ligero fondo mineral muy especiado (pimienta, clavo, tomillo, canela, vainilla, jengibre) y balsámico (mantequilla, levadura) pero todo en un mismo bloque muy bien integrados los diferentes aromas y con una deliciosa complejidad.

Detalle de la lágrima de Cerrogallina Bobal.

Detalle de la lágrima de Cerrogallina Bobal.

Al beberlo, su sabor inunda la boca, con la fruta madura como protagonista a lo largo de todo el trago para terminar con un recuerdo mineral y especiado (vuelve la pimienta, canela, vainilla) que perduran largo rato en la garganta, con ganas de más, de repetir el trago.

Contraetiqueta de CerroGallina Bobal con sello de la D.O. Utierl-Requena

Contraetiqueta de CerroGallina Bobal con sello de la D.O. Utierl-Requena

Un fantástico vino para disfrutar acompañando a casi cualquier tipo de plato, sabroso, elaborado con carnes rojas y salsas de quesos azules y/u hongos, para esos asados de largas horas en hornos de leña, o para los típicos embutidos ibéricos de mayor calidad o quesos muy curados.

Este vino se puede comprar en nuestras instalaciones o en nuestra vinoteca virtual: http://shop.popthewine.com/cerrogallina-bobal.

 

Una respuesta a “Cerrogallina Bobal 2012, el nombre de un viñedo.

  1. Pingback: Cerrogallina Bobal 2013, frescura y carácter. | El blog de popthewine.com·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s