Carroleón 2011, Prieto Picudo exuberante.

Adoro esa manía tan francesa de ponerle a los vinos en nombre del campo donde crece el viñedo y brotan las uvas de las cepas, más que nada porque intrínsecamente nos ofrece mucha información sobre el vino.

Etiquetado del vino Carroleón Prieto Picudo 2011.

Etiquetado del vino Carroleón Prieto Picudo 2011.

Entre otras cosas nos dice, lógicamente que es un vino elaborado con uvas de un solo viñedo, generalmente monovarietal (ojito con esto que podría ser que no porque hay viñedos que mezclan variedades, aunque este no es el caso) y que posiblemente obtendremos un vino con una personalidad aportada por el propio pago, que por algo se hace con uvas de solo un “campo” y nos indica que es una “edición limitada” de verdad, porque no se puede hacer más vino que uvas dan las cepas.

Detalle de la contra-.etiqueta del vino Carroleón 2011.

Detalle de la contra-.etiqueta del vino Carroleón 2011.

El vino sobre el que escribimos estas lineas es Carroleón 2011, un vino elaborado con la variedad de uva Prieto Picudo procedente de la Finca Carroleón y criado durante 24 meses en barricas de roble francés.

Detalle de la cápsula de Carroleón Prieto Picudo 2011.

Detalle de la cápsula de Carroleón Prieto Picudo 2011.

Este vino es elaborado por Bodegas Pardevallés, bodega familiar afincada en la localidad leonesa de Valdemimbre que elabora sus vinos amparados bajo la D.O. Tierra de León (aunque algún vino que elaboran está acogido a la V.T. Castilla y León).

Sello de la D.O. Tierra de León en la botella de Carroleón Prieto Picudo 2011.

Sello de la D.O. Tierra de León en la botella de Carroleón Prieto Picudo 2011.

León es tierra de la variedad de uva Prieto Picudo (si, ya lo se, la Mencía del Bierzo no se me olvida), que sorprende a todos aquellos que no la conocen y enamora a los que la prueban por primera vez, peculiar y característica, poco a poco se hace un hueco con grandes uvas entre las famosas Tempranillos y Garnachas en el panorama nacional.

Detalle del tapón de corcho de Carroleón Prieto Picudo 2011.

Detalle del tapón de corcho de Carroleón Prieto Picudo 2011.

Pero dejemos de enrollarnos y vayamos al vino, que es lo que sale de la botella lo que realmente importa en estos casos y dejemos que bodega, uva y zona hablen por si mismas desde el interior de una copa.

Sirviendo el vino Carroleón Prieto Picudo 2011.

Sirviendo el vino Carroleón Prieto Picudo 2011.

Una vez está en la copa, algo que destaca a simple vista es la viveza de sus colores, profundos púrpuras, magentas, granates, tonalidades que brillan conforme movemos el vino en la copa y que tornan rosas conforme el vino pierde profundidad al inclinar la copa para observarlo bien. Densa lágrima y bonito color, brillante, opaco y limpio.

Detalle de la lágrima del vino Carroleón Prieto Picudo 2011.

Detalle de la lágrima del vino Carroleón Prieto Picudo 2011.

Merece la pena marear este vino, en una primera toma de contacto sus aromas nos indican que nos van a mostrar mucho más de lo que nos está enseñando, lo movemos en la copa, nos deleitamos con todo el abanico de colores que despliega en la copa y procedemos a acercar la nariz para nuestro gozo.

El vino Carroleón 2011 siendo "mareado" en la copa.

El vino Carroleón 2011 siendo “mareado” en la copa.

La complejidad del vino es deliciosa, necesitamos acercarnos varias veces para intentar desgranar todos sus matices, intensos aromas a frutas maduras, manzana golden (por decir una y aclarar que no es de esas ácidas, sino que pongamos en la imaginación una manzana muy dulce), compota de ciruela, cerezas, entre sus aromas frutales se escurren delicados recuerdos aportados por la barrica como el café, el grafito (lapicero), resina con cierta mineralidad sobre un fondo láctico que arominza el conjunto.

Detalle del vino Carroleón Prieto Picudo 2011 en la copa.

Detalle del vino Carroleón Prieto Picudo 2011 en la copa.

Hierbabuena, pimienta negra, vainilla, caramelo, sus aromas aumentan y evocan cada vez más gamas de fragancias y nos resistimos llevarlo a la boca para continuar disfrutando en nariz.

La copa de Carroleón 2011.

La copa de Carroleón 2011.

Al beberlo tiene una entrada en boca suave y de tacto aterciopelado en el paladar pero explotando en sabor al final del trago mostrándose como un vino con volumen y lleno de matices, con un tanino muy presente que suponemos se irá suavizando conforme coja botella (es un 2011 que salió al mercado sobre el 2015), un sinfín de recuerdos frutales, tostados, la menta vuelve en la garganta, largo, lleno de matices, untuoso, perfecta acidez, algún destello goloso, final seco, muy elegante, una delicia.

El vino Carroleón 2011 en la copa.

El vino Carroleón 2011 en la copa.

Un fantástico exponente de lo que puede ser un vino de crianza con la variedad de uva Prieto Picudo y de como se pueden elaborar vinos maravillosos y que rompan con las uvas más conocidas sin necesidad de importar variedades foráneas.

Carroleón Prieto Picudo 2011 acaricia el paladar con fuerza, mano de hierro en guante de seda, un vino delicado pero a su vez potente.

No dejo de pensar lo que podría ser este vino acompañando a elaborados platos con carnes grasas como el cordero, el cabrito o el gorrín, incluso con estofados con carnes de caza, embutidos ibéricos con pimienta (salchichón) o el pimentón (chorizo) incluso con quesos, pero no demasiado curados… incluso simplemente tomándolo solo por disfrutar de su carácter.

Ideal para tomar ahora, pero estupendo para disfrutarlo ahora y guardar otra botella para dentro de unos años, puede adquirirse en nuestra vinoteca online: http://shop.popthewine.com/Carroleon-Prieto-Picudo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s