Divagando: La taza tiene asa y la copa tiene tallo.

Divagando sobre el vino.

El caprichoso diseño de las cosas más mundanas no atienden a arbitrariedades del gusto o de lo bonito, sino que esas se han definido sobre la forma funcional de los útiles del día a día, muy lejos de establecerlos.

La taza, donde tomamos el café, tiene asa para que no nos quememos la mano; y la copa, donde nos bebemos el vino, tiene tallo para que no calentemos el contenido con la mano al agarrar el cristal.

Aunque bien pensado el asa de la taza bien podría cumplir la función del tallo de la copa… ¿No lo creen?… ¿Se imaginan bebiendo café caliente de una copa de vidrio o tomando un vino de una taza de cerámica?.

¿Será que la copa y la taza tienen muchos años de diseño hasta llegar a su forma actual según sus funciones aunque no sepamos el “porqué”?.

Que cosas más raras tiene esto del beber.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s